Comprueba de una manera divertida, que no es necesario beber para ligar.